Download PDF

Carlita es una menor de doce años que es una experta en filosofía, en astronomía y en física cuántica. También sabe mucho sobre física gravitacional y física relativa.

En las consultas le encanta hablar sobre los triángulos cuya suma de sus ángulos internos puede ser mayor o menor a los 180 grados, todo esto dentro de la geometría del espacio.

Su padre me trae un informe psicológico particular y otro del colegio, donde mencionan que la menor no tiene límites, que suele confrontar a sus profesores y a dejarlos en ridículo en plena clase.

También mencionan que tiene un coeficiente intelectual muy alto, y que sus mayores logros los realiza en épocas de exámenes en que sus demás compañeros están estudiando y ella viendo películas de tipo documentales o leyendo libros de historia. Ella dice que la época de exámenes es la mejor época para ella, ya que no se ocupa en estudiar sino en realizar actividades que le gustan. A ella le estresan la época de clases, porque le dejan mucha tarea.

Carlita solamente acude con el padre. La madre ha fallecido hace medio año y Carlita no quiere hablar sobre ella.

El padre tampoco.

Pero dentro de la historia realizada nos enteramos de que Carlita guarda un grande rencor hacia su madre, que aún estando gravemente enferma de cáncer, la culpaba a ella por su enfermedad a causa de que no obtuviera las mejores notas.

Carlita se da cuenta de las cosas y sabe que la enfermedad de su madre no es consecuencia de lo que hace o deja de hacer.

Tengo la impresión de que tanto Carlita como su padre, no han logrado sobrellevar el fallecimiento de la madre y ninguno de los dos está dispuesto a hablar sobre ello.

En los informes psicológicos dicen que ella no tiene control en decir lo que piensa, que en plena clase puede confrontar directamente a sus profesores, acerca de lo expuesto o de su conducta como profesores. A veces hace gala de sus conocimientos acumulados.

Pero el problema principal que los trae a consulta es que la menor tiene dificultades en sus relaciones inter e intrapersonales: le es difícil, gracias a su sinceridad de realizar amigas. Es muy aguda en decir las cosas de sus amigas y está al tanto de sus habilidades y deficiencias.

Cuando habla de Stephen Hawking se puede explayar durante mucho tiempo sobre sus teorías, al igual que cuando habla sobre Newton o sobre Einstein. Prácticamente no puede dejar de hablar.

Cuando hablamos sobre las reglas en casa, ella mira fijamente el papá y él dice que le da gusto en todo, que los demás son el problema y que su hija es víctima de Bullying a consecuencia de su coeficiente intelectual elevado.

Delante de los dos les digo que es necesario tener un orden en casa. Que el padre siempre va a ser el padre aun cuando la madre falte. Y que los hijos obedecen las órdenes de los padres.

Carlita se incomoda en su asiento, me dice algo acerca de mi falta de cabello, de mi obesidad, pero comprendo que son sus métodos para lograr hincar a las personas y recibir caricias negativas

De todas maneras le recalco la necesidad de obedecer a los padres y ella me dice que solamente tiene a su papá y que su mamá falleció de cáncer.

Le vuelvo a decir que en estos momentos su padre es la autoridad de la casa.

Ella suspira y dice que ya desea tener dieciocho años para poder realizar lo que hacen los adultos: trabajar, divertirse y descansar.

@David Arce

Deja tu Comentario

comments