Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this pageShare on Google+
Download PDF

10169420_354895007968602_2484702436129020018_n

Este fin de semana, desde el jueves 27 hasta el sábado 29 de noviembre, Chulucanas estuvo engalanada con la presencia de numerosos forasteros que poco a poco se fueron ganando el corazón de los chulucanenses, y viceversa.

Los viandantes de la Plaza de Armas miraban con curiosidad a los recién llegados, algunos enchompados, encasacados, otros con trajes multicolores, con quepís, sombreros, trajes andinos, inicialmente en grupo, y que después, ya en confianza, se animaban a explorar en grupos pequeños los rincones de Chulucanas y alrededores.

Aunque el XIII Encuentro Nacional e Internacional de Escritores no tuvo la difusión necesaria para un evento de tal envergadura, al final, terminadas todas las intervenciones, nos quedamos con la satisfacción de la labor realizada.

Roquelín Ramirez, Presidente de la Asociación de Escritores de Chulucanas, conjuntamente con el Gremio de Escritores del Perú, organizaron este Encuentro denominado Manuel Jesús Baquerizo en honor al insigne maestro peruano.

Llegaron a este pueblo de sol y de calor numerosos visitantes, que no fueron todos, porque faltaron muchos; desde diferentes pueblos y ciudades del Perú. Personalmente hablé con escritores, artistas plásticos, estudiantes, decimistas, poetas, narradores, provenientes de Puno, Arequipa, Lima, Huamachuco, Trujillo, Ayacucho, Andahuaylas, Cusco, Lamas, Chimbote, Lambayeque, Ferreñafe, Sechura, Tarapoto, Huancayo, Tumbes, Cajamarca, Iquitos, y de las diferentes provincias de la Región Piura.

En Chulucanas todavía teníamos la incertidumbre del alojamiento, de la alimentación, porque los pasajes de ida y vuelta, cada participante se lo costeó por su cuenta. Y gracias a la valiosa participación de Blanca Palacios del Círculo de Mujeres, Mujeres de Miércoles como se autodenominan, porque se reúnen los días miércoles, pudieron conseguir la colaboración de la Diócesis de Chulucanas, en la persona de nuestro Monseñor Daniel Turley que de una manera solidaria nos brindó el alojamiento en el Centro Pastoral y además la alimentación para nuestra nutrida concurrencia.

El jueves 27 la numerosa delegación de escritores fue recibida con una fanfarria en la Plaza de Armas, y empezó la fiesta.

Inclusive en los locales donde se darían las conferencias no recibieron las facilidades correspondientes. Las salas de la Biblioteca Municipal, con las exposiciones pictóricas, el Teatro Municipal sin sistema de audio, hasta que el mismo sábado las Conferencias y presentaciones se trasladaron a las Salas de Ponencias de la Universidad Católica Sedes Sapientae, entre la Cusco y la Lima.

Las edades de los participantes variaban entre los veintitantos años hasta los setenta y tantos y más. Y en cada uno de ellos brillaba el niño que cada uno de nosotros llevamos dentro.

El profesor José Lalupú en forma sucinta y amena brindó los honores correspondientes a los Escritores Chulucanenses en las personas de Raúl Estuardo Cornejo y Don Carlos Espinoza León y recordó a los ausentes de esta tierra, como Héctor Vate Manrique y ausentes del terruño como nuestro Poeta Joven del Perú: Luis Eduardo García López.

Y también nos quedamos con las ganas de escuchar a numerosos escritores, como nuestro paisano Marco Martos, enorme poeta.

Y en Chulucanas hubiéramos querido brindarles más de lo nuestro, de nuestra cerámica, de los frutos de la tierra, de los lugares arqueológicos, de los lugares aledaños por visitar: La Bocana, Piura La Vieja, Morropón, Yapatera y su movimiento cultural de jóvenes y solamente algunos pocos pudieron conocer La Encantada, con los encantos de sus ceramistas, de sus chicheríos y ricas comidas y excelente chicha.

Yo estoy seguro de que cada visitante que ha partido de esta tierra calurosa, en el lugar en donde esté, estará recordando los agradables momentos que vivió en Chulucanas y que seguramente algún día tendrá unas ganas irreprimibles de regresar, algún día.

Esta labor no ha sido de una sola persona. Agradezco desde aquí a Roquelín Ramírez, a cada una de las mujeres que conforman el Círculo de Mujeres, al Profesor Heberth Távara, a todos los comunicadores sociales que le han dado resonancia al Evento y en especial agradezco a Armando Arteaga, Jorge Luis Roncal, Zelideth Chávez, y en ellos a todos los Escritores del Perú que nos han acompañado en estos tres días inolvidables.

Y como alguien dijo el domingo 30 en La Encantada, “Los que nos vamos, nos vamos muy contentos y agradecidos por lo que constituyó Chulucanas para nosotros”. A lo que respondí, personalmente: “Los que hoy día se van, nunca se irán, porque permanecerán en el fuego eterno de nuestros corazones chulucanenses”.

No tendríamos espacio para enumerar y agradecer a los numerosos escritores y escritoras que acudieron a este Encuentro en Chulucanas, y ya nos volveremos a ver en XIV Encuentro que será en cualquiera de las siguientes ciudades propuestas: Arequipa, Ferreñafe, Iquitos o Sechura.

Aunque por el momento no se valorice lo que ha constituido el Baquerizo 2014, estoy seguro de que poco a poco nos daremos cuenta que ha sido un esfuerzo colectivo para poder mostrar lo que se está forjando en Literatura a nivel local y nacional, develando los múltiples rostros de las creaciones literarias, que ha podido reunir a un amplio grupo de escritores, investigadores, docentes, estudiantes, promotores, editores, dando mayor actualidad a la frase de nuestro José María Arguedas: el Perú es un país de todas las sangres.

@David Arce Martino (escritor)

Deja tu Comentario

comments