Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this pageShare on Google+
Download PDF

La abuela, la madre y la nieta

(Violencia Familiar y psicosis aguda)

La abuela se sienta junto a la nieta y la madre se queda parada hasta que la invito a sentarse.

Apenas empiezo a tomar notas, la abuela dice que viene a la consulta porque la psicóloga del colegio le ha recomendado venir, porque es su deber acudir y nos entrega un documento que es el mismo de la Referencia que trae la madre: aquí dice que la cita es con toda la familia, que su misma madre la ha enfermado a la pobre chica.

Kathiuska cruza los brazos sobre el escritorio y reposa su cabeza como quien va a dormir, y la madre le dice que se siente bien, que es de mala educación desparramarse encima de la mesa, cuando se acude al médico.

Ya ve doctor, por la más pequeña cosa regaña a mi nieta, dice la abuela mirando duramente a la madre. Lo siento mucho pero tengo que decirlo, ella no es buena madre para mi nieta, la deja sola en la casa, no la atiende, no quiere comprarle su Tablet ni celular a la pobre chica cuando las demás compañeras usan de todo y ella se siente mal ante toda esta discriminación.

—¿Cómo es que yo no la atiendo si me ocupo de ella en todo momento, es por eso que la estoy trayendo al médico, más bien contigo nunca la has cuidado,  por qué no cuentas que contigo se cayó y se rompió la cabeza cuando era niña?, replica la madre

A lo que la abuela dice: ¿Y tú dónde estabas? Trabajando, pues, responde la madre.

Me dirijo a la madre para iniciar la confección de la Historia Clínica y para diluir un poco este conflicto entre las cuidadoras de la paciente.

Pregunto por el nombre completo de la niña, la edad, la fecha y lugar de nacimiento, domicilio.

Y cuando pregunto sobre el motivo de consulta, el motivo por el cual traen a la niña:

La madre refiere que en el colegio le hacen mucho Bullying a la niña y la abuela también levanta la voz para decir algo y le digo que voy a escuchar a la madre, que después la escucharé a ella. Le solicito a la menor que nos espere un rato en la sala de espera y que luego la haré entrar.

La madre dice que la psicóloga le ha dicho que Kathiuska no está rindiendo de acuerdo a lo esperado, que se aísla, y que de vez en cuando se pone a llorar sin motivo aparente. Que desde inicios de este año su rendimiento ha disminuido por completo, que se niega a copiar y a cumplir con las tareas.

La abuela dice que la madre le golpea y que si no hace la tarea la amenaza con enviarla con su papá que ni siquiera conoce. Aprovecho para preguntarle si ella era abuela por parte del padre o de la madre y me responde: lamentablemente yo soy mamá de la mamá de mi nieta, hasta ahora no entiendo cómo pude criar una hija sin sentimientos. Yo creo que está bien que el padre se haya ido porque su vida hubiera sido un infierno al lado de mi hija y mi nieta hubiera sufrido más. Pero ya me he enterado que le quiere poner padrastro a mi nieta, con tantas cosas y violaciones que se ven…

La madre refiere que la menor no está durmiendo bien porque se pasa toda la noche jugando con la Tablet y el celular que la abuela le ha comprado para congraciarse con ella, que está viendo la forma de mudarse de la casa de su madre porque en todo se mete. Lamentablemente las casas están caras y no tiene el dinero suficiente para mudarse, y cuando ella está fuera de la casa, se pasa envenenando el cerebro de su hija en contra de ella, porque creo que se quiere quedar con ella.

Claro pues doctor, si ella no está en condiciones de criar bien a mi hijita, yo creo que sí le puedo dar todo lo que se merece. Además la puedo defender del Bullying que le hacen en el colegio. Yo soy la que doy la cara en las asambleas y cuando las profesoras llaman a los padres yo soy la única que representa a sus dos padres.

Solicito los antecedentes personales, antecedentes familiares y al final hago pasar a Kathiuska, que cuando está sola se comporta como cualquier menor de 12 años, pero una cosa nos llama la atención aparte de lo que hemos visto y escuchado: mi abuelita y mi mamá nunca se han llevado, siempre se paran peleando, pero desde hace tres meses estoy escuchando voces que no me dejan en paz y que me impiden dormir. No les he contado a ninguna de ellas porque pienso que se van a volver a pelear y yo a ellas dos las quiero mucho, aun cuando se estén peleando.

Pregunto por la naturaleza de las voces y también me dice que le obligan a hacer cosas que ella no quiere hacer. Las voces le dicen que vaya a la cocina y que tome un cuchillo y que vaya a matar a su madre y luego a la abuelita. Pero que después reacciona y dice que eso no es posible y se va a dormir, pero que las voces persisten por lo que se pone a jugar en la Tablet.

Llamo a la madre y a la abuelita para proponerles hospitalización para precisión diagnóstica y establecer un tratamiento adecuado y las dos se oponen dando un grito al aire: ¡No!

Aparte de síntomas de alienación parental, existen síntomas psicóticos que necesitan ser aclarados, les digo a la madre y a la abuela, pero se niegan. Empiezo medicación, solicito análisis y luego les doy una cita adicional para dentro de dos semanas para sus controles.

A veces los médicos, no podemos hacer más.

 

Deja tu Comentario

comments