Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this pageShare on Google+
Download PDF

Fuente: DIARIO CORREO

La paralización del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap) ha originado que el consorcio Obrainsa Astaldi inicie cuatro procesos de arbitraje contra la institución, por un monto superior a S/24’000,000.

Solo en el último arbitraje se exige el pago de S/14’000,000 a la entidad por 120 días de ampliación de plazo, gastos generales y daños y perjuicios.

 

CRISIS. El 12 de setiembre del 2016, el consorcio Obrainsa Astaldi inició la perforación del túnel de trasvase de 13 kilómetros del proyecto Alto Piura; sin embargo, la inoperatividad de la línea de transmisión originó que en noviembre de ese mismo año se paralice la obra.

A pesar que han transcurrido seis meses sin que los trabajos se reinicien, la contratista ha solicitado -mediante cuatro arbitrajes- el pago de S/24’000,000.

El gerente del Peihap, Marco Vargas, explicó que el último arbitraje inició porque la entidad desaprobó la propuesta de paralización total del proyecto bajo la causal del Fenómeno El Niño Costero registrado en la región.

“Está exigiendo el pago mensual de gastos generales por S/2’700,000, más daños y perjuicios. El costo por mes asciende a S/4’500,000 y pide que se le reconozca por tres meses; es decir, unos S/14’000,000. Son cuatro arbitrajes los que estamos afrontando por un monto total de S/24’000,000”, detalló Vargas.

El funcionario indicó que están tratando de llegar a una conciliación con la empresa para que los trabajos de perforación reinicien lo antes posible y evitar una posible resolución del contrato.

Aunque -añadió- le otorgarán un plazo de 15 días hábiles para que presente un programa acelerado de ejecución de obras.

“El incumplimiento del ritmo normal de obra es causal para rescindir el contrato, estamos evaluando la posibilidad. Vamos a tratar de conciliar, pero ellos insisten en el reconocimiento mediante vía arbitral. Si al 29 de mayo, que ya no hay emergencia, no presentan su programa acelerado de ejecución de obras, entonces tomaremos medidas”, mencionó.

Para el consejero por Morropón, Óscar Echegaray, la resolución del contrato con Obrainsa ocasionaría que se lleve S/100’000,000 por un ejecución de obra de 6.3%.

“Ocurriría lo mismo que pasó con Camargo Correa, empresa que aún no devuelve los S/73’000,000 que le dieron de adelanto. A Obrainsa también le dieron S/70’000,000 de adelanto, además de valorizaciones. No habrá devolución si se va a arbitraje ”, dijo.

En tanto Vargas confía en que las cartas fianzas presentadas por el consorcio garantizarán que el dinero se devuelva al Proyecto, aunque “pueden encontrar las argucias legales mediante arbitrajes para paralizar la ejecución de las cartas fianzas”.

RENUNCIA. Mediante resolución ejecutiva N°265-2017, el gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck, aceptó la renuncia de Pedro Mendoza Guerrero al cargo de asesor de la gobernación. En su reemplazo ha designado a Lourdes Valdiviezo Chiroque.

“Es muy sospechoso que renuncie justo después de la denuncia de presuntas firmas falsas en el expediente que presentó el consorcio ingeniería Alto Piura al Peihap cuando él (Mendoza) era gerente del proyecto”, cuestionó Echegaray.

El consorcio ingeniería Alto Piura, cuyo representante legal era el actual ministro de Agricultura, José Hernández, ganó en el 2011 (durante el periodo del expresidente regional, Javier Atkins) una licitación de S/ 14 millones para elaborar los diseños definitivos de la presa Tronera Sur y el túnel trasandino, componentes principales del Peihap.

Para el consejero, el exgobernador Javier Atkins, el actual gobernador Reynaldo Hilbck (quien en ese entonces era presidente del directorio del Peihap), y el ex gerente general del proyecto, Pedro Mendoza (ahora es presidente del directorio del Peihap) son los responsables por el fraude en el expediente.

Precisamente fue Pedro Mendoza quien aprobó, mediante resolución N°042-2013, el expediente técnico del “Diseño de Construcción del Túnel Trasandino de la obra: Construcción de Presa Tronera Sur y Túnel Trasandino del Peihap” elaborado por el consorcio ingeniería Alto Piura y que sirvió para que Camargo Correa solicite adicionales de obra.

Meses después, Edilberto Ñique Alarcón asumió el cargo de gerente general del Peihap y anuló, mediante resolución N°080-2013, la aprobación del expediente que realizó Mendoza por “ser inejecutable el contrato de obra en su conjunto”.

“Con todo lo que ha pasado, se debe investigar una asociación ilícita para delinquir. Vamos a solicitar la intervención de la Fiscalía Supranacional Anticorrupción, que lidera el fiscal Hamilton Castro, en el caso Lava Jato. Es evidente que el expediente fraudulento que entregó el consorcio ingeniería Alto Piura favoreció a Camargo Correa”, detalló.

Para determinar las responsabilidades dentro del Peihap por no supervisar la elaboración del expediente técnico entregado por dicho consorcio, el gerente Marco Vargas ha solicitado la intervención de la Contraloría General de la República.

“He pedido la intervención de Contraloría para determinar responsabilidad en el control y supervisión del contrato y, por otro lado, de la Procuraduría Pública Regional, para que presente la denuncia respectiva de ser el caso para que se compruebe si las firmas son falsas. Hemos hecho una revisión rápida y sí aparecen las firmas de los ingenieros, ellos han sido propuestos por el consorcio ingeniería Alto Piura. El contrato con el CIAP aún no concluye porque estamos en un litigio, hemos pedido la nulidad del Poder Judicial”, precisó.

Para el decano del Colegio de Ingenieros de Piura, Hugo Garcés, las irregularidades cometidas por el Peihap son evidentes, pues no hubo una adecuada supervisión.

“Se supone que deberían haber supervisado el bien final que les entregó el consorcio. Hay que determinar si se contrató a más ingenieros para actualizar ese expediente y que ahora está siendo usado por Obrainsa Astaldi porque sería irregular”, indicó.

El actual gerente del Peihap confirmó que el expediente que usa Obrainsa Astaldi corresponde al que elaboró el consorcio ingeniería Alto Piura, pero modificado; sin embargo, “otras modificaciones de ingeniería que deban hacerse corre por su cuenta. El contrato que se hizo con Obrainsa contempla modificaciones en el proyecto y estudios definitivos”.

No obstante, Obrainsa ha solicitado hasta la fecha seis adicionales por modificaciones de obra.

Deja tu Comentario

comments